Registrando los parámetros de un viaje muy extraño
Registrando los parámetros de un viaje muy extraño

Un día como hoy (hoy momento de escribir esto) pero de 1985 despegaba el transbordador espacial Atlantis de la NASA en la misión STS-61B llevando por primera vez a un astronauta mexicano a la órbita terrestre junto al segundo satélite mexicano, el Morelos II o Morelos B (o Satmex 2) como se le conocía técnicamente.

Rodolfo Neri Vela, primer astronauta mexicano
Rodolfo Neri Vela, primer astronauta mexicano
Photo: NASA
Advertisement

El vuelo del Dr. Neri Vela fue consecuencia directa de la política de lanzamientos de satélites artificiales que por ese entonces tenían los Estados Unidos, ya que como muchos recordarán, en los años 80's y para justificar el enorme coste de desarrollo del transbordador espacial se decidió descartar TODOS los cohetes lanzadores de los Estados Unidos de la época (excepto el Delta II para lanzamientos militares de suma urgencia y sumamente clasificados) y lanzar absolutamente todas las cargas con el transbordador.

Despliegue del Morelos I, similar al Morelos II en la misión STS-51G en junio de 1985
Despliegue del Morelos I, similar al Morelos II en la misión STS-51G en junio de 1985
Photo: NASA
Advertisement

México a principios de los años 80's y dada su peculiar y vasta geografía se dio cuenta de que necesitaba contar con una infraestructura de comunicaciones satelital propia por lo que decide en 1982 encargar la construcción de dos satélites de comunicaciones en un contrato que finalmente fue adjudicado a la empresa Hughes de los Estados Unidos. De igual forma el lanzamiento fue contratado con la NASA (en ese entonces no existían empresas como SpaceX, Rusia aún era la Unión Soviética por lo que era impensable contratar el lanzamiento de un satélite de manufactrua norteamericana con ellos y lo que más se le acercaba era el consorcio europeo Ariancespace que estaba en pañales) misma que programó el lanzamiento del Morelos I en junio de 1985 en la misión STS-51G y el del Morelos II en Noviembre del mismo año con el Atlantis en la STS-61B (la peculiar nomenclatura de las misiones STS viene dada por un complejo sistema ideado por la NASA en ese entonces: el primer dígito correspondía al segundo dígito del año fiscal estadounidense: 4 para 84, 5 para 85 y 6 para 86, etc), el segundo indicaba el sitio del lanzamiento (1: para Cabo Cañaveral, 2: para la base de la USAF en Vandenberg, California, usada generalmente para misiones de tipo geoestacionario... jamás llegó a lanzarse ningún Shuttle desde Vandenberg -el primer lanzamiento iba a ser a mediados del 86 pero ya saben, el Challenger) y la letra, el orden en el presupuesto de la NASA, no necesariamente el orden de lanzamiento que dados los constantes retrasos en los lanzamientos del los Shuttle que fueron el sello de la casa toda la vida del programa, se daba la particularidad de que muchas misiones posteriores despegaban primero que una que la antecediera, por ejemplo esta 61B en noviembre del 85, (el año fiscal 86 de EEUU iba del 1 de octubre del 85 al 30 de noviembre del 86), por lo que esta misión era la segunda en el presupuesto de la NASA de dicho año, despegó antes que la STS-51L (séptima misión presupuestada en el año fiscal 85 incluyendo las canceladas misiones E, H y K) que despegó en enero del 86 y que se saldó con la destrucción del Challenger.

La tripulación de la STS-61B posando para la clásica “foto humorística” que desde los tiempos de las Gemini sirven para que los astronautas se relajen y tengan un recuerdo jocoso de su vuelo. Los astronautas Jerry Ross y Sherwood Spring llevan trajes extravehículares debido a que realizaron un experimento en la bodega del transbordador sobre técnicas de ensamble de piezas grandes con miras a la construcción de la estación espacial norteamericana Freedom que nunca fue y que derivó en la Estación Espacial Internacional más de 20 años después.
La tripulación de la STS-61B posando para la clásica “foto humorística” que desde los tiempos de las Gemini sirven para que los astronautas se relajen y tengan un recuerdo jocoso de su vuelo. Los astronautas Jerry Ross y Sherwood Spring llevan trajes extravehículares debido a que realizaron un experimento en la bodega del transbordador sobre técnicas de ensamble de piezas grandes con miras a la construcción de la estación espacial norteamericana Freedom que nunca fue y que derivó en la Estación Espacial Internacional más de 20 años después.
Photo: NASA
Advertisement

Como parte del contrato por el lanzamiento de los 2 satélites, Hughes tenía derecho a 2 asientos de astronauta “especialista de carga útil” en el Shuttle, para supervisar el correcto despliegue de la plataforma en órbita, realizar una batería de experimentos propia del cliente y como parte de la tripulación regular apoyando experimentos de la propia NASA. Una opción en el contrato que México tomó como contraprestación fue uno de esos asientos mismo que se le asignó mediante un concurso nacional al ingeniero Rodolfo Neri Vela (como curiosidad, ese segundo asiento para Hughes lo acabaría tomando Gregory Jarvis en la misión STS-51L que casualmente no llevaba un satélite de Hughes pero su lugar en su misión original lo ocupó el senador Jack Garn, el primer senador en el espacio y como Hughes tenía derecho a ese asiento y era la única misión disponible, decidieron enviar a un empleado suyo solo para “usar ese pasaje” ... tristemente ese cambio de asientos le costó la vida a Jarvis).

Puede decirse que el vuelo del doctor Neri Vela fue el pistoletazo de salida para mi espaciotrastorno, prácticamente día y noche y a diario salían noticias relacionadas con la NASA y con su vuelo, con los transbordadores, etc, etc y de ahí que me haya quedado grabada a fuego en la retina la imagen de esas majestuosas naves espaciales blancas.

Advertisement
La mayor aportación de México al programa espacial: las tortillas, que resultaron ser un excelente sustituto del pan en las naves espaciales al no soltar migajas
La mayor aportación de México al programa espacial: las tortillas, que resultaron ser un excelente sustituto del pan en las naves espaciales al no soltar migajas
Photo: NASA

Después de buscar por años, por fin encontré que alguien subió a Youtube la cobertura completa de televisión que hace 34 años se transmitió y que marcaron para siempre a este humilde servidor. En ese entonces solo había 2 grandes cadenas televisoras en México: Televisa e IMEVISION (antes propiedad del Estado, hoy TV Azteca) y ambas se enlazaron en cadena nacional para transmitir este evento, por lo tanto, no había nada más que ver en la televisión ese día XD...

Share This Story

Get our newsletter