Después de algunos meses, regresa la tan gustada sección “Avión Caravionzalez”.

¡Maldición!, ¿y ahora que escribió?

Si, leíste bien el encabezado, en esta ocasión no voy a hablar de alguna serie, película o contenido similar referente a algo que vuele, flote en el espacio o similar, porque, atención a la revelación bomba: “Avión Caravionzalez no es una sección monotemática” sino que es la sección de “cosas random” (porque decir “cosas aleatorias” no se oye tan bien amigo grammar nazi que ibas a corregirme) de este espacio.

Como muchos ya han deducido por mis comentarios cascarrabias, viví mi infancia en los años 80's, la mejor década del siglo XX, seguida sumamente de cerca por los 60's, y por tanto el factor nostalgia ochentero influye notoriamente en lo que me gusta y lo que no.

En esta ocasión, me he topado con un producto sobre el cual no tenía nada de fe y pensaba que era un desastre en potencia... y afortunadamente cada cosa mala que pensé a priori, estuvo mal.

Advertisement

“Strike First, Strike Hard, No Mercy”

Advertisement

“Cobra Kai” es una serie cuya premisa básica es muy simple: es una continuación canónica de los eventos vistos en la película de 1984 “Karate Kid” y sus dos secuelas (¿o eran tres?). Los remakes y secuelas tardías son más la regla que la excepción en cuanto a la producción de contenido audiovisual pues significan ganancias fáciles (o en teoría deberían serlo) al aprovechar el tirón de franquicias conocidas y queridas por el gran público y esta no es la excepción. Cobra Kai surge de una premisa presentada de forma humorística en el programa “How I Meet Your Mother” por el amado personaje de Barney y que posteriormente se haría viral “Karate Kid’s Daniel is the real bully” (es lo que debes buscar en youtube para darte una idea de que hablo) y que le dio a un grupo de guionistas y productores una idea: ¿y si desarrollamos ese planteamiento como una secuela de Karate Kid?. El resultado fueron 10 episodios de media hora enfocándose de entrada en qué fue de la vida de los protagonistas de la primera película 34 años después dándo un énfasis en la vida de Johny Lawrence, el rival de Daniel Larusso en el final del torneo de karate “All Valley” con el desenlace que ya todos conocemos incluída la “patada de la grulla”.

¡Cobra Kai nunca muere!

Advertisement

Los caminos de Johny y Daniel fueron divergentes y diametralmente opuestos a partir de ese combate final: Daniel se volvió un próspero empresario de la industria automotriz, se casó con la hermana de Sheldon Cooper y tiene una familia salida de cuento de hadas sin problemas...

Johny por el contrario vive atado a los años 80's (desde el mismo coche que conduce), alcoholico y mal empleado con una familia rota detrás. Un nuevo vecino adolescente de origen latino y que esencialmente es el clásico ñoño excluído en su escuela, llega a su edificio y le da los alicientes necesarios para regresar al mundo del karate reabriendo el mítico dojo Cobra Kai del que fue el mejor alumno que haya egresado del mismo.

Advertisement

No pienso espoilear más allá de lo que ya se mostró en los trailers, pero en cierto modo la historia de Johny y Miguel es un reflejo de la de Daniel y Miyagi.

Advertisement

Un fin de semana lluvioso me dio la excusa perfecta para darle una oportunidad a Cobra Kai y he de decir que valió realmente la pena. La serie está sorprendentemente bien hecha, los episodios son únicamente de media hora, como los de las viejas series ochenteras y en todo momento se nota el mimo y respeto que sus creadores tienen por el material original, siendo un ejemplo que podría ser utilizado para ilustrar el manual de “cómo hacer un remake/secuela tardía” de material nostálgico sin morir en el intento.

Cobra Kai tiene los mismos elementos de comedia y acción que nos encantaron de la primera, llevándonos a lugares que son viejos conocidos y al mismo tiempo introduciendo una nueva generación de personajes con una evolución muy interesante.

Advertisement

“This is the kind of old school television that your pussy generation needs desesperately”

Parafraseando a Johny en una secuencia del segundo episodio: “esta es la televisión de la vieja escuela que tu generación pusilánime necesita con desesperación”: no verás efectos especiales absurdamente pirótecnicos de millones de dólares, ni descomunales “batallas de bastardos” en las cuales para superarse tienen que añadir a “miles de más bastardos y quemar locaciones de miles de dólares” XD, ni tampoco historias complejamente rebuscadas ni exceso de personajes, vaya, ni siquiera una duración excesiva: 10 episodios de media hora que en una tarde puedes terminar. Habla de una época en la que la mejor arma contra el bullying era dar -o intentar dar- una paliza de regreso al acosador o acosadores de turno e independientemente del resultado ganarte suficiente respeto para sobrevivir en paz hasta la universidad, en lugar de dar 13 o más razones para suicidarte cobardemente XD.

Advertisement

Al final, es una historia sencilla cuya única pretensión es hacerte pasar un “buen momento”, como dice la canción de Poison con la que inicia el primer episodio. Recientemente se acaba de anunciar una segunda temporada, espero no cometan el error de querer hacer algo más grandilocuente y espectacular y no traicionen la escencia.

Ahora vamos al lado malo. ¿Cómo disfrutar de Cobra Kai?, desafortunadamente -y en un momento te explicaré por qué es desafortunado- esta es una serie exclusiva del servicio de video Youtube Red de Google, el servicio “premium” de pago del Youtube de toda la vida, una decisión poco acertada porque, aunque el estreno de cobra Kai está significando el tirón en suscriptores que tanto ansiaba Google, representa también traicionar su escencia y es sintomático de esa crisis de identidad por la que muchos productos de Google pasan. Veamos, Youtube Red es un servicio por suscripción mensual cuyas ventajas son esencialmente: la posibilidad de disfrtutar de youtube sin anuncios y guardando contenido offline en dispositivos móviles para verlo después y el disfrutar de contenido exclusivo creado por los youtubers más destacados dándoles esencialmente un montón de dinero y recursos de producción...

Advertisement

Así te sentirás al explorar el catálogo de contenido de Youtube Red

Advertisement

Ninguna de esas dos cosas son alicientes suficientes para contratar una suscripción que cuesta prácticamente lo mismo que una de Netflix: lo primero ya lo podías lograr con medios y aplicaciones no oficiales y lo segundo en realidad es algo que genera polémica porque parte del encanto de lo que hacen los youtubers es que es algo en esencia gratis y visiblemente “amateur”.

Cobra Kai es una serie producida por Sony Pictures, más propia de servicios con contenido similar como Netflix o Amazon Prime, choca frontalmente con la razón de ser del servicio de Youtbe Red pues de hecho creo que su lugar correcto dentro de Google sería “Google Play Movies”, el servicio de renta y venta de contenido audiovisual de la gran G, ya que tiene más en común con una serie que puedes sintonizar en cualquier canal de cable que con PewDewPie o el otro idiota de la gorrita de Yoda que se supone que es a los que Red quiere impulsar y que evidentemente fracasó en conseguirlo.

Advertisement

Y es que al suscribirte a Youtube Red notarás algo sangrante: fuera de Cobra Kai no hay absolutamente nada que valga la pena en cuestión de contenido para mantenerte pagando por el servicio.

La mejor forma de probarlo que te recomiendo es tirar de la promoción de 30 días gratis de Youtube Red... y cancelar el servicio a más tardar el día 25 antes de que comiencen a facturarte (en mi país no existe la opción de pagar por episodios individuales como creo que en algunos mercados si existe)... ya veremos cuando salga la temporada 2 como la vemos.

Advertisement

En resumen, si te gustaron las películas de Karate Kid y quieres quitarte el trago amargo de ver asociado ese nombre al hijo de Will Smith, Cobra Kai es justo lo que necesitabas. Si estas buscando un aperitivo para disfrutar entre temporadas de los shows grandilocuentes que sueles seguir, esta también es una excelente recomendación. Es la serie correcta en el servicio equivocado pero siempre habrá alternativas para disfrutarlo. Te recomiendo que le des una oportunidad, los primeros 2 episodios son gratuitos en el Youtube de toda la vida y creeme, te vas a enganchar.

¿Ya viste Cobra Kai?, ¿te gustó?, qué rumbo te gustaría que tomara una segunda temporada?, abajo hay un enorme campo de comentarios esperándote :).