Registrando los parámetros de un viaje muy extraño

Diferencias significativas...

Mientras en EEUU se recibe un huracán de categoría 5 así:

Advertisement

Y dejan un panorama de devastación así:

En México se recibe un huracán de la misma categoría 5 así:

Ese video fue tomado a escasas 4 o 5 horas de que el huracán Willa tocara tierra a escasos kilómetros de ahí.

Advertisement

Y se deja sentir así:

En EEUU un huracán de este tipo deja decenas de muertos... en México Willa, también de categoría 5, no ha matado a nadie y dudo que llegue a matar a más de 10, si acaso mata a alguien...

Advertisement

Por décadas, México ha pulido sus sistemas de protección civil, la población sabe exactamente que medias tomar, a donde ir a protegerse y rápidamente las corporaciones de auxilio se despliegan, aunado a que las Fuerzas Armadas inmediatamente por mandato constitucional se transforman en fuerzas de protección civil desplegando todos sus medios en auxilio e la población y minimizando las víctimas y daños materiales.

Advertisement

En México, las Fuerzas Armadas están permanentemente entrenadas para auxiliar a la población civil en casos de desastre y su equipamiento y entrenamiento tienen la doble función de servir en labores de defensa como de auxilio... en EEUU con las mayores fuerzas armadas del mundo, éstas únicamente sirven en situaciones de combate y su equipo difícilmente tiene aplicaciones para apoyo a civiles.

Las diferencias son claras.

Una ciudad estadounidense afectada por un huracán puede tardar semanas en volver a la normalidad. Puerto Vallarta, Jalisco y Mazatlán, Sinaloa posiblemente para hoy al mediodía estén funcionando a la normalidad casi como si nada hubiera pasado.

Advertisement

Mucho influye también la presencia de una cadena montañosa a lo largo de la costa del Pacífico, la Sierra Madre Occidental. En una sola noche Willa, un huracán de categoría 5 pasó a convertirse en Depresión Tropical al chocar con la sierra.

El caso de México parece ser extraordinario, mi país, a la mala dicho sea de paso, ha aprendido como lidiar con esta clase de fenómenos naturales. Si algún día te toca estar en una zona a donde un huracán va a llegar, si esta zona es en México, siéntete tranquilo y haz lo que hagan los locales, eso te salvará el pellejo:

Share This Story